lunes, 7 de noviembre de 2011

MIENTRAS EL JARDÍN DEL EDÉN PERSISTA

(Dedicado a Charles Pierre Baudelaire y a Gabriel García Márquez)

Cuando vienen
primero las moscas
luego las hormigas
por detrás las cucarachas
y por último las ratas
a disputarse los restos del festín
pienso
que todo va bien a pesar de lo que se diga,
que aún la esperanza sobrevive intacta,
el sol saldrá mañana como siempre
y el milagro de un mundo
bullente de vida
seguirá llenando mi capacidad de asombro
como lo hizo desde el primer minuto
que vi la luz brillar.

Pero cuando las alimañas ya no vengan
ni oiga en la oscuridad
los sigilos de su faena rapaz
seré yo quien vaya a buscarlas.

Será la inequívoca señal
de un mundo desahuciado y vencido
que agoniza,
moribundo,
sin remedio ni piedad.

1 Comentarios :

Joaquín dijo...

La poesía se goza, se sufre, se pare desde el alma y se va volando como aquel gorrión de verano que nos alegró el dia y nunca más voleremos a ver.

Publicar un comentario