lunes, 22 de noviembre de 2010

Cancionero

Cancionero extraído de la página del Colegio realizada para el 50º Aniversario en 1998. Hay muchas canciones que en la actualidad no se sabe cómo cantarlas, porque por alguna razón se dejaron de transmitir. Si algún egresado puede hacer un aporte sobre las mismas es bienvenido (:

Himno del Gymnasium

La naturaleza nos ha de guiar
el sol nos dará su fulgor
la luna, tibieza, el viento, paz,
y el río esta canción.

Con pasos muy firmes hemos de caminar,
siempre he de mirar
y en mi pensamiento siempre tendré
al gymnas que me vio crecer.

Por sobre los montes, encima del mar
nos vieron estrellas pasar,
recordando siempre que en tucumán
el gymnas esperando está.

Por eso orgulloso me siento de ser
parte de tu gran armazón,
de siempre y por siempre yo he de gritar:
"VIVA GYMNAS CORAZON"



Chacarera inconclusa

Me parece un buen momento
pa parirles una historia
historia llena de azúcar
que me endulza la memoria
años que se van armando
enlazaos en pena y gloria.
La magia de este recuerdo
me está salpicando el alma
grita el río de mis ojos
que me inunda las entrañas
Gymnas yo toco la punta
de tus brazos que me arañan.
Ese ángel de la infancia
está cortando cadenas
las ventanas siempre abiertas
de mi pecho acongojado
me muestran un mundo liso
de sueños amordazados.

Hay sentires que se animan
a pararse frente al tiempo
desafiando la distancia
destruyendo el universo.
Gymnas chango adolescente
sos el padre de mis sueños.
Amigos de buena raza
me enseñaron un desvelo
embriagados en sus vinos
añejados por los sueños
durmiendo entre los rincones
de tu patio mañanero.

Tus brazos de enredadera
floreciendo entre los bancos
perfuman dulces y sabios
este pasado latente
mi cuero tallado a mano
lleva el sello de tu parte.

Si la vida se me escapa
que me lleven a tu puerta
envuélvanme con tu manta
pa que el diablo se
arrepienta
dejen mis ojos abiertos
que quiero verte volviendo
a ser padre, madre, hermano
de otro chango tucumano...

Hay sentires...

(Promoción 84-91)


Pupitre Marrón

En dos meses más dejas una casa
que te es familiar y quieres de alma
Ropas que jamás
volverás a usar.

Sentís a la vez, tristeza y alegría.
Odias y querés y pasan los días.
Se acerca el final
de una etapa más.

La mañana acude a alumbrar
en tus horas libres de andar
que carga una enorme ansiedad
escrita en azul pelikan.

Volvés hacia atrás buscando otros años,
a un pibe encontrás fumando en el baño
encontrás el vago mayor
que en tercero B se quedó.
Pupitre marrón cargado de huellas
que el tiempo talló con manos maestras
tu compás lo vuelve a marcar
con tu nombre en una inicial.

(Vivencia)


Canción de despedida

Un día llegué
hasta allí y encontré
un gymnas que yo
empecé a querer.

Con una sonrisa
su mano abrió
y esta familia
así me adoptó.

Dentro de ti
comencé a compartir
momentos en los que
lloré y reí.

El tiempo pasó
y yo transmití
lo que en el colegio
pude sentir.

Y un campamento
tuve que armar
y mil experiencias
yo supe ganar.

Todo pasó
y hoy me voy de la "G"
quiero agradecer
lo que aquí disfruté
GYMNASIUM
GYMNASIUM
GYMNASIUM
GYMNASIUM
Nos vamos
hermanos
y jamás, jamás, jamás
Lo olvidaremos
GYMANSIUM
Te extraño
y quisiera yo llevarte
entre mis manos
GYMNASIUM
GYMNASIUM
Me voy
GYMNASIUM
Adiós.

(Promoción 77-84)


Título Desconocido

Nacimos con la libertad
sin conocer nuestras alas
nos lanzaron a volar
abrieron nuestras jaulas.

Volamos tan alto
que cortaron nuestras alas
pero ellos no nos enseñaron
que la libertad es como un ave.

En cada vuelo que pasaba
cuanto más alto yo volaba
ellos más fuerte me golpeaban
y más cortaban nuestras alas.

Y volamos tan alto
que ahora ya no tengo alas.

Yo solo quiero libertad,
quiero volver a volar.

(Promoción 84-91 "B")


Ocho años después

Ocho años de amistad
partimos sin saber por qué
Ocho años después comienzo a andar,
camino sin saber llegar
Ocho años después de compartir
revivo aquello que sentí
Ocho años después puedo entender
todo lo que me dio la "G".


Una G grande

Entré un día en la "G"
sin saber lo que buscaba
al pasar el tiempo fui
descubriendo un mundo distinto.

Que me dio la libertad de ser yo
de ser yo mismo
que me enseñó a valorar
a un amigo

El Gymnas que ya nunca habla
pero siente, sufre y ríe, tiene alma.
El Gymnas no es solo cuatro paredes.
El Gymnas sos vos y éstos que cantan.

Hoy me encuentro en el final
de ocho años de este camino.
Nada puedo cambiar
así es nuestro destino.
Sólo queda ahora un sentimiento
que no puede limitar ni siquiera
ni siquiera el tiempo
tenemos una vida por delante
marcada con una "G"
una "G" grande.

(Promoción 82-89)

0 Comentarios :

Publicar un comentario