sábado, 12 de abril de 2008

Sabes quienes eran los teteadores?

Los teteadores

Estos personajes existieron en el Gymnasium , seguro que en esas paredes, que todos conocemos, resuenan los ecos del picar del cabrito Gual , del cabudo Cisneros , del pato Arias y del caballo López o el remate contra la línea del ñoqui Magan .y de tantos otros.
Estimado amigo te mando estas líneas por la evocación que me produjo un mail que desde Bélgica me mando un gran hermano de la G. Encontró el sitio y me contacto. En el primer mail no me develaba su nombre, solo me relataba la final de voley en el colegio Santa Rosa de 1984. Donde nosotros le ganamos 3-2 al Tulio.
El partido comenzó por la mañana, con el equipo integro, ganábamos 2-0. Nuestra selección estaba integrada por el sexto y quinto del 84. dos cursos muy competitivos en todos las actividades. En la selección de voley nos juntamos los más “ Teteadores”, palabra esta que deriva de la fascinación hasta la obsesión por jugar con toda clase de pelotas. De vuelta en el partido, nuestro colegio agnóstico no debía ganar en la primera semana que se organizaban ese paradisiaco colegio (por las minas, digo), asi que el partido se suspendió hasta la tarde por que parecía que tenían que dormir la siesta la congregación. El partido parecía cocinado , 2-0 arriba con nuestro equipo superior , pero dos imprevisto o no tanto . Cambiaron de arbitro y el sexto año de Fernando “noqui” Magan , del Roque Gonzáles , de Federico Van Mameren , del Negro Palacios , orlando Conta , y el Caballo Lopez , tenia el asado de fin del colegio ese mediodía . Nuestro entrenador era un egresado querido por los dos cursos, Gustavo Contar , que también tenia un pedo fenomenal a las cuatro de la tarde de octubre o noviembre del 84. Con toda esa ventaja, arbitraje desfavorable y pedo de la mitad del equipo, el Tulio nos empardo 2-2.
El me recordó este momento… cuando después de varios cambios, y el partido en el quinto y ultimo set, iva14-14 . El negro Palacios levanta una cortita y el, nuestro gran rematador la estampilla contra una pared próxima… cambio de saque y un minuto para la puteada. Y con mucha bola y algo de suerte ganó su última final.
Estos eran los “teteadores”, todo el santo día jugando a la pelota (Popeye Núñez), al Básquet, al Voley. Entre nosotros nos llamábamos “teteador” y luego venia el nombre o simplemente “teteador”.
Así se despidió de mi el ñoqui Magan en su segunda carta,… Un abrazo teteador… por ese adjetivo que tanto enorgullecía y que hoy con muchas lagrimas no me deja seguir escribiendo.

Un abrazo , henri Cartagena .

1 Comentarios :

Anónimo dijo...

Me siento un privilegiado al recordarme testigo de ese partido, en la semana del Santa Rosa (en un local al frente del colegio, sobre 24 de Set.) en donde los triunfos deportivos nos daban la unica posibilidad de enganchar algo, aún a los que no jugabamos a nada, pero estabamos orgullosos como si hubieramos jugado también.
Maestro el Ñoqui, arqueandose para rematar un bombazo...
Abrazo a todos
Turco Dip

Publicar un comentario